Cómo seleccionar unos binoculares | Por qué elegir un refractor APO | Descargas | Material usado & demo
         





 

 

Conceptos sobre prismáticos

 

Aumento y abertura

Los prismáticos se designan con dos números tales como " 7x50 " o  " 16x70".  El primer número es el aumento o potencia de amplificación del instrumento y el segundo es su abertura. El aumento indica cuántas veces mayor se verá un objeto a través de los prismáticos con relación a como se ve a simple vista. Así, por ejemplo, con unos prismáticos de 10 aumentos una persona situada a 100 metros de distancia se observaría como si se encontrase a sólo 10 metros. El segundo número se refiere a la abertura del instrumento, esto es, al diámetro en milímetros de las lentes frontales objetivos) de los prismáticos. El poder de captación de luz de unos prismáticos depende de su abertura y es un factor a tener en cuenta si se desean utilizar en situaciones de escasa luz ambiental. La cantidad de luz que entra por los objetivos del instrumento es directamente proporcional al cuadrado de su abertura. Como norma general, cuanto mayor sea el diámetro, más brillante será la imagen observada. Por ej., unos prismáticos de 7 x 50 captan 502 / 302 = 2,8 veces más luz que otros de 7 x 30, por lo que sus imágenes serían 2,8 veces más brillantes.

Campo visual

Es la anchura del área visible a través de los prismáticos. Según que se exprese en metros o grados se habla del campo visual lineal o del campo visual angular, respectivamente. El campo visual lineal es el más comúnmente utilizado por los fabricantes de prismáticos e indica la anchura del área, medida en metros, visible a 1.000 m de distancia. Los prismáticos Fujinon 7 x 50 tienen un campo visual lineal de 131 metros y los 16 x 70 de 70 metros. El campo visual angular indica el valor del ángulo, expresado en grados, de la porción visible de un circulo (360º). Para los 7 x 50 es de 7§ 30ï y para los 16 x 70 de 4º. Estos valores representan el campo visual real de los prismáticos. Al multiplicar esos valores por el aumento se obtiene el campo visual aparente. Los prismáticos 7 x 50 tienen un campo aparente de 52,5º y los 10 x 70 de 64º.

La pupila de salida

La pupila de salida es el cono de luz que sale por el ocular. Puede observarse apuntando el binocular a una zona brillante. Los dos discos luminosos que aparecen detrás de cada ocular son las dos pupilas de salida. Para aprovechar al máximo la capacidad de captación de luz del instrumento hay que situar la pupila del ojo dentro de esos conos de luz. Entre dos prismáticos de similar calidad óptica, el más luminoso es el que presenta mayor pupila de salida. Por lo tanto, la pupila de salida es un factor a tener en cuenta cuando se seleccionan unos prismáticos. El diámetro de la pupila de salida puede medirse directamente con una regla milimetrada o bien dividiendo la abertura de los prismáticos por su aumento. Por ejemplo, los prismáticos Fujinon de 7 x 50 tienen una pupila de salida de 7,1 mm (50/7) y los 10 x 70 de 7 mm. Los prismáticos gigantes de 25 x 150 presentan una generosa pupila de salida de 6 mm. El diámetro de la pupila del ojo de una persona joven puede llegar a alcanzar el valor de 7 mm. Este valor disminuye con la edad y en personas adultas una pupila dilatada raramente alcanza ese valor, siendo más habitual encontrar diámetros de pupila en el rango de 5 mm. Es muy importante elegir los prismáticos con una  amplia pupila de salida si se planea utilizarlos con poca luz o de noche. Si sólo se tuviera que tener en cuenta este factor la elección sería sencillo. Sin embargo, la calidad de las lentes y los revestimientos antirreflectantes juegan un papel crucial en la luminosidad del instrumento. Por lo tanto, la pupila de salida no da siempre una medida perfecta de la luminosidad. Por ejemplo, un buen prismático de 10 x 42 (4,2 mm de pupila de salida) es generalmente más luminoso que un prismático de 7 x 35 (5 mm de pupila de salida) de inferior calidad óptica. Y si ambos tienen la misma calidad óptica, los prismáticos de mayor abertura son habitualmente los más luminosos, aunque ambos tengan igual pupila de salida. Finalmente, una característica adicional de unos buenos prismáticos es que las pupilas de salida sean perfectamente circulares.  Se puede comprobar fácilmente: sostenga un prismático Fujinon a 30 cm de distancia de sus ojos y observar en el centro de cada ocular dos discos luminosos perfectamente redondos.

Luminosidad relativa

La luminosidad relativa se calcula elevando al cuadrado el diámetro de la pupila de salida. Cuanto mayor sea la luminosidad relativa más brillante será la imagen. En uso diurno un factor de luminosidad relativa de hasta 10 resulta adecuado, en días nublados puede variar de 10 a 16 y de noche desde 25 hasta 50. Los prismáticos de 7 x 50 tienen un índice de luminosidad relativa de 50,4.


Factor crepuscular

El factor crepuscular es una medida de la capacidad del instrumento para reconocer detalles cuando se observa en condiciones de poca luz. Está basado en el principio de que la luminosidad es inversamente proporcional al cuadrado del aumento utilizado. Para calcularlo basta extraer la raíz cuadrada del producto del diámetro del objetivo x el aumento. Cuanto mayor sea el factor crepuscular más detalles se reconocen, incluso en condiciones de luz desfavorables. Para unos prismáticos de 7 x 50 el factor crepuscular vale 18,7. Tanto el factor de luminosidad relativa  como el factor crepuscular  deben tenerse en cuenta a la hora de elegir unos prismáticos, especialmente si quieren usar de noche. Pero no son en absoluto determinantes a la hora de juzgar su calidad óptica. Todos los prismáticos Fujinon de la serie MT ("Marine Tested") tienen excelentes propiedades crepusculares.


Colimación

Se refiere a la alineación mecánica de los elementos ópticos del binocular. En una buena colimación los dos tubos ópticos son paralelos y se mantienen paralelos para todas las distancias interpupilares. Sólo una construcción mecánica robusta y de gran calidad puede garantizar una correcta colimación. Desgraciadamente, conseguir una apropiada colimación es casi imposible de alcanzar en un prismático de baja calidad. En unos prismáticos bien colimados no aparecen imágenes dobles con lo que se evita la fatiga ocular a la vez que se incrementa la resolución.


Prismas

La función de los prismas es poner recta la imagen que llega invertida. Hay dos tipos de diseños, los prismas tipo "roof" y los prismas tipo "porro". Los prismas "roof" se utilizan generalmente en prismáticos compactos y ligeros. En este diseño el cono de luz se divide en dos frentes de ondas que se combinan posteriormente. Para realizar esta combinación con éxito el diseño ha de ser muy preciso porque las tolerancias subyacentes son muy pequeñas.  Además, a causa de la naturaleza ondulatoria de la luz, las ondas han de estar "en fase" cuando se realice la combinación, porque si no, las pérdidas de fase conducen a una apreciable disminución del contraste de la imagen. Los prismas "porro" producen  habitualmente mayor contraste. Están disponibles en dos tipos de lentes denominados BAK-4 (bario) y BK-7 (boro silicato). Las propiedades ópticas del cristal BAK-4 son muy superiores a las del BK-7, proporcionando colores más nítidos y contrastados. Además, al tener un ¡índice de refracción más alto, la pupila de salida está  completamente iluminada. Mientras que las pupilas de salida de un prisma BAK-4 son redondas y muy luminosas, las producidas por los prismas BK-7 son cuadradas y presentan un pobre contraste. Fujinon utiliza prismas BAK-4 de alta densidad que reducen al mínimo la dispersión interna de luz, produciendo imágenes nítidas y bien definidas.

Tratamiento EBC: ¿Cuál es la diferencia?

El tipo de tratamiento antirreflectante aplicado en las lentes de los prismáticos es uno de los factores clave que definen su calidad. Una lente no tratada refleja entre el 4 y el 8% de la luz incidente. Debido a que unos prismáticos convencionales tienen un mínimo de 12 superficies ópticas, entre prismas y lentes, se comprende que la pérdida de luz puede llegar a ser superior al 50%. Como consecuencia, las imágenes que muestran los prismáticos con lentes pobremente tratadas son " muy apagadas" e incrementan la fatiga ocular. Y cuando hay poca luz o al anochecer son totalmente inservibles. Para aumentar la transmisión de luz todas las lentes han de recibir un tratamiento óptico. Muchos prismáticos económicos sólo disponen de un sencillo baño antirreflectante sobre las lentes exteriores y habitualmente en colores vivos con el fin de impresionar al cliente crédulo o poco informado. El mejor tratamiento óptico recibe el nombre de multicapa ("multicoated"), que como su nombre indica, forma múltiples capas antirreflectantes sobre la superficie de la lente. Una sencilla prueba que permite determinar la calidad del tratamiento antirreflectante consiste en observar en una situación de extremo contraste luz-oscuridad e intentar diferenciar los objetos que aparecen en la zona más oscura. Por ej., cuando se observa un pájaro entre las sombras de unas ramas y una parte del campo visual está  brillantemente iluminada por el sol. Otra prueba rápida que permite calibrar la calidad de un buen tratamiento consiste en tapar el ocular con una mano y mirar a través de la lente frontal: si las lentes tienen un revestimiento pobre se verá dos reflexiones de la cara de diferente tamaño en el objetivo, una procedente de la superficie posterior y otra de la lente frontal, como si de un espejo se tratara. Todas las lentes de los prismáticos SX de Fujinon reciben un tratamiento antirreflectante multicapa. El proceso EBC ("Electrón Beam Coating"), desarrollado y patentado por Fujinon, consiste en vaporizar óxido de circonio y depositarlo, a temperaturas superiores a los 270 ºC, sobre cada una de las superficies de las lentes, como un haz de electrones en una cámara de vacío. Sobre cada lente se depositan múltiples capas de espesor ultra fino que permiten una transmisión de luz del 99,8% a través de cada superficie óptica. Esto se traduce en una imagen mucho más brillante, porque llega mucha m s luz al ojo. Y cuando Fujinon dice que un producto óptico tiene el tratamiento EBC se refiere a que cada superficie óptica recibe ese tratamiento y no sólo las lentes anterior y posterior. Gracias al tratamiento antirreflectante multicapa EBC más del 95% de la luz que entra por los objetivos de los prismáticos llega a los ojos del observador. El beneficio es una visión excepcional en condiciones de poca luz o de noche, una característica esencial en las aplicaciones astronómicas. Exceptuando los sistemas ópticos de visión nocturna que amplifican la señal electrónicamente, con ningún otro prismático se ve mejor en la oscuridad.


100% Impermeable al agua: ¿Qué significa?  

El significado de 100 % Impermeable al agua o waterproof no es lo mismo que el de resistente al agua o water resistant. Water resistant significa que el instrumento soporta una breve exposición a salpicaduras de agua. Para ser aceptado como "Waterproof" por Fujinon y las rígidas normas establecidas en las Especificaciones Militares de los EE UU, un prismático ha de ser capaz de soportar una inmersión de 2 m de profundidad durante 2 semanas, sin que se produzca absolutamente ninguna filtración de agua en su interior. La estructura de los prismáticos Fujinon es de una aleación de aluminio y magnesio, muy ligera y resistente. En el proceso de su fabricación se elimina de su interior cualquier resto de humedad, aire o moléculas de agua en una cámara especial en la que se ha practicado previamente el vacío. A continuación se rellena con un agente seco (gas nitrógeno) para prevenir la oxidación interna y se cierra herméticamente. Los desecantes internos añadidos eliminan la posibilidad de formación de hongos, una de las principales causas de empañamiento de la óptica de los prismáticos. Todos los prismáticos Fujinon con la designación MT son 100% impermeables al agua.


Relieve ocular: una visión cómoda 

Es la distancia que hay del ocular a la pupila de salida desde la que se ve completamente iluminado todo el campo visual. Si se usan gafas esta distancia es de suma importancia porque las gafas aumentan la separación entre el ocular del prismático y el ojo. Cuanto mas corta sea la distancia a la que se forma la imagen, más pequeña será esta y mayor será la fatiga ocular aunque no use gafas. Tanto si se usan gafas como si no, una amplia distancia de la pupila de salida al ocular permite alejar el instrumento de los ojos y seguir viendo todo el campo visual. En general, cuanto menor sea el aumento de los prismáticos mayor será la distancia de la pupila de salida al ocular.  Los diseños con amplias distancia de la pupila de salida al ocular suelen ser más caros pero presentan la ventaja de ofrecer una visión mucho m s confortable. Una distancia de la pupila de salida al ocular de 17 mm es suficiente para que un usuario con gafas vea una imagen completa sin ningún tipo de diafragmado. Los prismáticos Fujinon del tipo MT que incorporan la descripción F ofrecen una gran distancia de la pupila de salida al ocular. En los modelos 7 x 50 de la serie F y en el 10 x 70 FMT-SX es de 23 mm, la mayor del mundo. En los prismáticos gigantes  25 x 150 y 40 x 150 y a pesar de sus grandes aumentos alcanza un valor de 18,6 mm.

El enfoque 

Todos los prismáticos Fujinon están pre-enfocados: cualquier objeto situado a partir de 15 metros de distancia aparece nítidamente enfocado. Este sistema representa una enorme ventaja, especialmente cuando el observador se encuentra en movimiento. No es necesario accionar un mecanismo de enfoque una y otra vez porque sencillamente los prismáticos siempre están enfocados. Para graduarlos basta apuntar a un objeto lejano y girar los controles dióptricos individuales hasta que el objeto aparezca enfocado. Una vez realizado este ajuste nunca m s se necesitar variar el foco de los prismáticos. Desde 15 m hasta el infinito las imágenes están nítidamente enfocadas. Y si se desea mirar a una distancia menor los controles dióptricos individuales permiten realizar ajustes hasta una distancia de sólo 6 m.

La tecnología de corrección de campo de Fujinon: nitidez en toda la lente

En muchos casos, los sistemas ópticos sufren deformaciones en los bordes del campo visual. Aunque el centro del campo está enfocado, la zona próxima a los bordes aparece desenfocada. Este desenfoque periférico, o astigmatismo, se reduce al mínimo gracias a la tecnología de corrección de campo de Fujinon. Por otro lado, incluso con unos buenos prismáticos, hay siempre una pequeña distorsión. Se puede reconocer, por ejemplo, al observar como un edificio alto no aparece perfectamente recto. También aquí la tecnología corrección de campo juega un importante papel al reducir esta deformación a la mitad, la cual es, dicho sea de paso, difícilmente observable en cualquier prismático Fujinon. En  los modelos con la denominación F se emplea la tecnología de corrección de campo.

 

Volver al comienzo de la página
 
   
   

Última actualización:
Vie, 02-Ene-2009
       

ASTRO-NÁUTICA, S.L.
C/ Loreto, 17 H
08029 Barcelona
Tel.: +34 93 410 16 14
Fax: +34 93 428 27 29
Email: info@astro-nautica.com